Avenida de Almas: Prosa Poética por Mike Nere

Avenida de Almas: Prosa Poética por Mike  Nere

Titulo del libro: Avenida de Almas: Prosa Poética

Autor: Mike Nere

Número de páginas: 83 páginas

Fecha de lanzamiento: November 6, 2018

Avenida de Almas: Prosa Poética de Mike Nere está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Descargar PDF Leer on-line

Mike Nere con Avenida de Almas: Prosa Poética

Ahora es, cuando la quiero amar. Es ahora que deseo sentir sus palabras, su proximidad. ¡No mañana! Esperando a que las cosas concluyan o el tiempo se desborde en un sereno fluir tranquilo. ¡Ahora deseo amarla, y que ella se cuelgue de mi cuello y susurre cosas bonitas al oído o se me insinúe con sus exquisitas y fogosas prendas íntimas! ¿Para qué esperar a mañana cuando ya sea tarde...? ¡Hoy deseo amarla!
¿Pero, cómo hacerlo si ella no me lo permite...? Las cuentas la han agobiado al punto de impedirle pensar, razonar con claridad. ¿Cómo lograr que me vea cuando siquiera puedo respaldarla económicamente? Sin empleo, ni dinero o medios que ayuden a cancelar la cuota de remordimientos y deudas, que los centros comerciales nos han dejado.
Por tanto, ¿se debe matar al amor, y desecharlo como algo inservible...? Porque si bien es verdad cuanto dicen de él que: no paga las cuentas, las facturas ni la renta. Entonces, un simple beso ardiente dado bajo la luna, no es suficiente, no alcanza, no sirve para evaporar los números. Una caricia, no responde a favor tuyo, cuando las llamadas de los acreedores te acosan cada día. Un abrazo, ¿para qué? Si no ahuyentará las boletas que se acumulan sobre la mesa. ¿Hacer el amor? ¡Por favor! Eso no cubrirá la reprimenda que el abogado dará por no cumplir con los plazos convenidos. ¿Entonces, debo atar al amor, a ese adorable sirviente descarado e insensible y soñador a un poste y dejarlo que se marchite...? ¿Es eso lo que debo hacer...?
¿Qué soy un melodramático?
De acuerdo, en ese caso, no me quejaré, agradeceré por estar vivo y respirar un día más... y, que el amor, al que considero prenda indispensable para el alma, se pudra en el sótano de la vida. Después de todo existen cosas peores, ¿no es eso cierto?
Sí, muy bien, tomaré el consejo y no me comportaré como un quejumbroso; porque, sino he tenido la suerte de disfrutar del amor, ¡al carajo entonces! Con vivir es más que suficiente, ¿es eso lo que me quieren decir, no…?
Y, lo entiendo, puesto que, si tienes para comer, dormir y un lugar donde habitar, ¿para qué diablos quieres al amor...?
Ya me siento mejor. El amor solo lo disfrutan quienes tienen la oportunidad de tenerlo, y aquellos que no, como en este caso yo, no importa. ¡Ya ésta! ¡Sin quejas me han dicho! ¡Te basta con tu sombra...! ¡Puerca suerte, se me trabó el arma! ¡Rayos no puede ser! ¡Ah! ¿Es en serio…?
Bueno, en fin, mañana lo intentaré de nuevo, ahora debo sacar al perro... ¡Rayos olvidé comprarle comida! ¡Aly me matará! ¡Hey Bobby, vamos por tus galletas!

Hoy en día inextricablemente, muchos me temo, se encuentran en el hoyo inmisericorde de la vanidad y el falso brillo de este mundo actual y totalitario, lo cual es un, por decirlo de alguna manera, inoportuno e inconveniente a la hora de vivir. Por supuesto estoy lejos con esto de llegar algún tipo de conclusión, pero si vale la pena enfocarse en unas cuantas observaciones al respecto, lo haré.
Verán, se lucha por conseguir el apoyo emocional y afectivo de los seres queridos. Se esfuerza la vida por obtener el reconocimiento de algunos. Se busca alcanzar el amor y el cariño de otros a nuestro alrededor. Buscamos atrapar los sueños entre las manos e intentamos no malograr nuestros planes. Trabajar para alcanzar la perfección, asimismo para triunfar. Y, más allá de los tropiezos y los fracasos, aprendemos a través de las caídas. Sufrimos las pruebas, mientras anhelamos el cambio y una mejoría en nuestras vidas.
Nos convertimos en valles. Trepamos los muros y nos adentramos en los montes. Hurgamos en el principio en los caminos hacia la realización, mientras soñamos con tesoros escondidos y frases ocultas que nos permitan abrir cerrojos de hierro, y desmenuzar puertas de bronce.
Desenmascaramos diferentes rostros, nombres desconocidos y otros impronunciables. Miles de alientos. Muchos sonidos en los oídos, ojos que no pernoctan, por causa de las visiones.